viernes, 24 de julio de 2009

Cámara en mano hasta el agotamiento


Soy un admirador de Españoles por el mundo y sobre todo, de Madrileños por el mundo, un programa muy conseguido que ha venido a refrescar la pésima programación actual.

La pena es que pronto morirá de éxito, la estrategia preferida de nuestras cadenas televisivas... A qué me refiero? Pues a que tan pronto alguien dan con un nuevo formato, una fórmula no explotada, que llega a la audiencia, que la cautiva, la reacción de la competencia no se hace esperar... Una plaga de "más de lo mismo" inunda nuestras pantallas... Si consiguen unirse al filón, estupendo, si no, sin problema, sólo hay que dejar que el público se sature y acabe abandonando...

Se podría pensar que, aunque triste (no son capaces de contrarrestar con otros productos) es admisible que los contrarios utilicen estos métodos, como se suele decir, "la pela es la pela"... Pero es que son las propias cadenas las que si algo va bien lo exprimen al máximo, hasta que se agota "de tanto usarlo" (ya lo dijo Rocío Jurado)...

A las pruebas me remito... a día de hoy en Telemadrid podemos ver Madrileños por el mundo, pero también Mi cámara y yo... En TVE, Españoles por el mundo y Comando actualidad... En Cuatro, Callejeros ha dado lugar a su secuela Callejeros viajeros, en Antena 3 ya podemos ver Arena mix... Resumen, ayer pude ver las playas de Ibiza en TVE y hoy, de nuevo, en A3...

Y está claro, el tema se agota... Está muy bien (y resulta barato) darle una cámara a reportero y mandarlo a recorrerse países, playas, ciudades,... pero entre las veces que no consiguen algo interesante y las que acaban repitiendo contenidos,...

Lo dicho, muy prontito estaremos hartos de tanta cámara en mano!!

2 comentarios:

Daniel dijo...

si crees de verdad que este formato se hace dandole una cámara a un reportero es que sabes muy poquito de televisión...

csorozco dijo...

Está claro que es un simplificación, que hay un trabajo detrás, pero estoy convencido de que no es un formato que exija muchos costes... Lo cual no es malo sino muy positivo, muestra de que hacer TV interesante no es cosa de dinero...

En cualquier caso mi reivindicación es la saturación a la que nuestros canales nos someten cuando un formato tiene éxito...