jueves, 11 de noviembre de 2010

[Libros] Acciones ordinarias, beneficios extraordinarios

Dentro del mundo bursátil hay una serie de títulos destacados, que en muchos casos representan o simbolizan un estilo de inversión concreto. Así, lo que El inversor inteligente de Benjamin Graham supone para el value investing (es decir, el abc), es el Acciones ordinarias, beneficios extraordinarios de Philip A. Fisher en lo que respecta al growth investing o inversión en crecimiento. Un libro mítico, de corta extensión, que he podido leer en los últimos meses.

En el capítulo 2, Lo que puede hacer la rumorología, Fisher utiliza este término para describir toda la información que se puede recopilar de una empresa a través de proveedores, clientes, competencia, empleados,... Y que cumple un papel vital dentro de su filosofía de inversión.

En el 3, Qué comprar: los 15 puntos que hay que buscar en una acciones ordinarias, Fisher enumera los principios fundamentales de la filosofía growth. En el 4, Qué comprar, el autor nos dice cómo aplicar lo anterior a las necesidades y posibilidades de cada inversor.

En los siguientes capítulos, Cuándo comprar?, Cuándo vender y cuándo no hacerlo? se recogen consejos precisos sobre cómo actuar en estos momentos clave.

El séptimo, el lío de los dividendos, describe la opinión de Fisher al respecto de los dividendos.

En los capítulos 8 y 9, Cosas que el inversor debe evitar, leemos unos cuantos avisos a la hora de invertir, muchos apelando a la prudencia, cautela y estudio como bases del buen inversor.

Para acabar, Cómo identificar acciones de crecimiento rápido, nos recuerda las claves para invertir según la filosofía growth.

En líneas generales, tras la lectura de este libro, concluyo que value y growth investing comparten varios preceptos fundamentales, de ahí que sea normal y habitual que algunos inversores combinen ambos estilos.

Sin duda, muy interesantes las reflexiones de Fisher, siempre bajo el amparo de la experiencia vital de una vida como inversor, reflexiones que nos invitan al estudio y la paciencia, a la disciplina y el rigor, alejándose de especulaciones y riesgos.

En lo negativo, un estilo narrativo por debajo de lo esperado, espeso y arduo de seguir, que dificulta el consumo del libro. Excesos en los ejemplos reales, dificultad a la hora de mostrar y definir sus conceptos. Puede que parte de ello se deba a la traducción, lo desconozco, pero es desde luego un lastre.

En resumen, un libro fundamental para inversores alejados de la ganancia fácil y especulativa, que se interesan por la inversión metódica y esforzada. La Biblia de la inversión growth, sin duda, pero hay que cogerla con ánimo, su lectura a ratos cuesta.

P.D: la versión actual de Deusto incluye alguno escrito más de Fisher, entiendo que por lo reducido del libro

2 comentarios:

Julia dijo...

¿ya has puesto en práctica tu lectura?

csorozco dijo...

hace un par de años que invierto, con beneficios, pero no extraordinarios... sigo intentándolo!